1 Timoteo 5:22 No impongas con ligereza las manos a ninguno, ni participes en pecados ajenos. Consérvate puro. parte 2

1 mensajes
  • Para poder entender a que se refiere este versículo, como siempre se debe tomar su contexto. Este texto habla especificamente a Timoteo sobre instrucciones específicas que debían ser guardadas en la iglesia y en su vida como ministro. En ese texto, se menciona tres cosas separadas: no imponer manos ligeramente, no participar en pecados ajenos, y conservarse puro.

    En cuanto a NO imponer manos con ligereza, hay personas que siendo ordenados, teniendo posiciones, cargos o liderazgo, incurrieron en faltas o pecados y pueden... Ver más transmitirnos algún mal espíritu que posean, en la acción, hay muchos que se apresuraron en nombrar a neófitos, recién convertidos y por tal razón, uno no debe dejarse imponer manos apresuradamente ya que para poner a alguien en algún liderazgo, cargo, ministerio, se debería ser cuidadoso a la hora de elegir a alguien para colaborar ministerialmente y/o ejercer de algún ministerio que imponga manos.
    Hoy día reviste una gran importancia, debido al significado y la trascendencia de la imposición de manos, es algo que debe practicarse con mucho cuidado, discernimiento y dirección de Dios, nunca se debe imponer las manos a la ligera porque debemos tener cuidado con los endemoniados, ya que no quedo ningún caso registrado en el que Cristo impusiera sus manos sobre un endemoniado, algunos ignorando esto, imponen sus manos sobre ellos y las consecuencias son lamentables.
    Veamos que la impartición o transferencia es en los dos sentidos, podemos ser canales de una bendición hacia otros, pero si ellos estan bajo la influencia de otros espíritus y no estamos preparados para ello, esta influencia podría ser transferida a nosotros, por esa razón también debemos tener cuidado acerca de quien impone las manos sobre nosotros, ya que a través de la imposición de manos, se nos puede transmitir malos espíritus, lo repito y mas se agraba, ¡si al hacerlo oran en lenguas sin tener discernimiento de lenguas, muchas veces pastores encubiertos, que son del enemigo, entran en las iglesias y haciendo oraciones contrarias, maldicen en vez de bendecir aun a los pastores de iglesias fieles, nos hablan en lenguas que no son de Dios, pues son imitadores.
    Hay quienes saben que el imponer manos, es imponer sobre cada una de las personas que se lo hacen, les atan a ellos, quedan bajo un tipo de embrujo, cautivadas, quitándoles en el acto el discernimiento de la palabra escrita de Dios, a lo que quedan expuesto a una maldición a la cual es muy difícil salirse, y por ello hay que pensar si dejarse imponer las manos o no.
    Y además imponer manos a la ligera implicará cansancio y dolor en el cuerpo de quien lo hace aún teniendo dones.
    En el caso de que el que impone las manos lo haga a un convertido, es diferente a imponerlas en , un inconverso, endemoniado manifestado, o personas que hayan participado en el ocultismo, o que esté en un pecado de muerte, el consejo es NO IMPONER MANOS NUNCA SOBRE ELLOS.

    En cuanto a no participar en pecados ajenos, se refiere a no ser cómplice, a no encubrir, a no evadir la responsabilidad de los pecados dentro y fuera de la iglesia (como sucedió con los Corintios ante el caso del joven que fornicaba con su madrastra ante el conocimiento de todos y sin tomar acción alguna).

    En cuanto a conservarse puro y creo que no necesita explicación... pero aquí va que hacer :
    1. Orar en la mañana al abrir los ojos y agradecer y bendecir EL hacedor del día nuevo que se nos ha dado.
    2. Pedir perdón por nuestros pecados en arrepentimiento y limpiarnos de ellos con la sangre de Jesús, con la que nos cubriremos cada día todo el cuerpo.
    3. Antes de comenzar a andar hacia fuera de la casa, armarnos con toda la armadura de Dios, leer Efesios 6:13-17 cada día y vestirnos con ella y tomando la espada en la mano salir recién:
    4. Luego de haber atado y entregado a Jesús al espíritu demoníaco de venganza, que querrá operar y debemos dejar inactivo e inoperante, este querrá que manchemos nuestras vestiduras limpias, queriendo que digamos cosa impropia de hijos de Dios, tratando de romper con la tolerancia, templanza, la mansedumbre, la paciencia, el gozo, la paz, el amor, la misericordia, la bondad y la benignidad con la que debemos andar cada día.

    Recuerden:
    ¡Hablar y reaccionar! pero sin salirse de la paz que Jesús nos dió, para mostrar que somos fieles reflejo de Él, que siendo humillado, burlado, apedreado, vituperado, no levantó su voz, no reprochó, no se enalteció, ni exaltó. Suframos el agravio, para que humillándonos Dios nos exalte. Procuremos que las palabras impuras no salgan de nuestras bocas, con las que alabamos y adoramos a Dios.
    Para no dejar de ser puro es necesario controlar el carácter, no a las quejas, insultos, críticas, griterías, reclamos, derrotas, amarguras, depresión, maldiciones, declaraciones de fracasos, no hacer pleitos, contienda, no ser negativo, pesimista, sino todo lo contrario a lo que el enemigo quiere, declaremos victoria y positivismo, pues con Cristo todo lo p ver menos

    Por Apóstol Victor Hugo - Junio 04 2011
Directorio A B C D E F G H I J K L M N O P Q R S T U V W X Y Z